900 11 21 21

L-J 9:00 - 19:00
V 9:00 - 15:00

"Pocas veces se ve a una mujer en las obras, pero yo no dudé en meterme en este sector, porque sé lo que me gusta"

Itziar, Paula, Nancy y Elena forman parte del ciclo de Grado Medio de FP de "Técnico en Obras de Interior, Decoración y Rehabilitación", que la Fundación Laboral imparte en Logroño, junto al IES Batalla de Clavijo

Entrevista

Una nueva generación de chicas jóvenes se está abriendo paso en el sector. Desde el pasado mes de septiembre, cuatro chicas se están formando en el Ciclo de Grado Medio de FP de 'Técnico en Obras de Interior, Decoración y Rehabilitación', que la Fundación Laboral de la Construcción está impartiendo, junto al IES Batalla de Clavijo, en su Centro de Formación en Logroño (La Rioja). Ellas son Itziar, Paula, Nancy y Elena.

Estas cuatro jóvenes tienen entre 18 y 24 años y, aunque sus historias son muy diferentes, todas ellas comparten la ilusión de formar parte del sector. En la semana en la que se ha celebrado el Día Internacional de la Mujer, hemos querido reunir a estas cuatro mujeres para que nos cuenten cómo ven el sector y qué es lo que más les gusta de él. También para que compartan sus impresiones y si, una vez dentro del sector, la construcción es como se la imaginaban:

PREGUNTA.- ¿Cómo conocisteis el ciclo y por qué os inscribisteis en él? ¿Alguna de vosotras tenía alguna relación o algún familiar trabajando en el sector?

Paula.- Yo conocí este ciclo porque quería hacer un Grado medio y me llamó la atención el tema de la decoración, ya que a mí me gusta el tema del interiorismo. Tengo relación con el sector porque mi padre trabajaba haciendo la cimentación de los pisos.

Nancy.- A mí me llama la atención la obra de interior, sobre todo la decoración. Mi padre también es albañil y alguna vez le he ayudado. Tanto mi padre como mi abuelo son albañiles.

Elena.- En mi caso, como yo llevaba muchos años sin estudiar, quería hacer un Grado medio y luego hacer uno superior. Lo que más me gusta de este curso es que no se enfoca en una sola cosa: no es algo concreto, y está bastante bien.

Itziar.- A mí este ciclo me llamó la atención. Yo antes ya había ayudado a mi padre, que trabaja como albañil, y me gustó. Además, a mi padre le gustó la idea de que pudiese estudiar esto.

P.- ¿Cómo está siendo vuestra experiencia en el curso? ¿Qué es lo que más os está llamando la atención?

Paula.- Me cuesta un poco, pero me gusta; por eso me esfuerzo para seguir. Me está llamando la atención un poco todo.

N.- A mí me está gustando mucho. Las materias están bien organizadas y me llama la atención que a la hora de hacer la obra tocamos todos los palos, aprendemos a hacer una ventana en un muro, en una placa de yeso, etc., y eso está bien.

I.- Es mucha práctica y te enseñan de todo. Eso me gusta.

E.- Claro, aprendes de todo y, además, te das cuenta de los errores que cometes. Nosotras no tenemos experiencia, y yo no me lo imaginaba todo así, sobre todo por el tema de la práctica, ya que se te hace muy ameno.

P.- ¿Hay algo de lo que estéis viendo en el ciclo que os esté costando más especialmente?

I.- En mi caso, lo que más me cuesta es la teoría, porque nunca se me han quedado las cosas. Pero en esto, como es algo que me gusta, se me hace más fácil acordarme de todo.

E.- Yo pensaba que iba a ser más difícil, porque nunca había estudiado algo así, pero lo estoy llevando bien.

P.- ¿Pensabais que era un sector más duro, o que estuviera enfocado a los hombres? ¿Dudasteis en algún momento en inscribiros por ser chicas?

Paula.- Sí, veía que este oficio era más de hombres, pero lo llevo bien.

N.- Yo siempre he visto, por casi todas las personas que conozco, que este sector está más hecho para hombres, pero yo creo que es mentira: cualquier persona puede trabajar en este sector. Es verdad que puede dar un poco de respeto porque no hay tantas chicas, pero te vas acostumbrando. En nuestro caso, los compañeros son majos, nos tratan bien y nos lo pasamos bien.

E.- Tienen mucha paciencia, y no nos sentimos solas. Como también estamos bastantes chicas, no nos sentimos apartadas y hacemos lo mismo que ellos.

I.- Ves por la calle las obras y pocas veces se ve una mujer en ellas, pero yo no dudé en meterme en este sector porque sé qué es lo que me gusta, me ha gustado siempre. Aunque da un poco de miedo por cómo van a ser los compañeros o los profesores, a nosotras nos han tratado genial.

P.- ¿Por qué creéis que hay mujeres que no se animan a formar parte del sector?

N.- Yo le pregunté a mi padre qué pensaba de que fuera ya un sector también para las mujeres. Me dijo que, como en la obra suelen trabajar personas mayores, y hay muchas que no piensan que es un trabajo que lo puedan hacer tanto mujeres como hombres. 

P.- ¿Qué os dijeron vuestros familiares cuando les comentasteis que ibais a formar parte de este ciclo?

N.- Mi padre me dijo que iba a ser duro, pero que yo podría sacarlo. Que lo intentara, que hay que tener coraje.

I.- Mi madre estuvo mirando los grados conmigo y también pensó que éste sería el que más me iba a gustar. A mi padre le hizo mucha ilusión cuando se lo conté, porque así podría hablar conmigo de lo que él hace en su trabajo, explicarme cosas…

P.- ¿Creéis que para hacer este tipo de trabajos es necesario contar con fuerza física?

I.- Hay cosas para las que sí se necesita más fuerza, pero en la mayoría de tareas no se necesita. Cada vez hay más maquinaria y no se necesita tanta fuerza como antes.

P.- ¿Cómo es el trato con vuestros formadores? ¿Pensáis que es una relación distinta que con vuestros profesores de instituto?

I.- Yo he notado que todo es más cercano: se preocupan más por ti, están más pendientes de todo... No sólo en lo que se refiere a cómo estás trabajando y ayudarte, sino también en cómo estás tú, por si te ven un día que estás más triste o algo.

E.- Yo tenía un poco más de miedo porque, como estoy trabajando, pensé que iba a ser más difícil con los profesores. Pero al final estoy muy contenta porque me han apoyado y me han sabido entender. Yo estoy muy agradecida porque me han dado más ganas de seguir.

P.- ¿Ha cambiado la percepción que teníais del sector antes de inscribiros?

N.- Como mi padre era albañil, sí veía más cercano este sector, pero lo veía como un sector donde se necesitaba más fuerza. Una vez dentro no es tan difícil o duro como lo había imaginado. Se te hace más ameno.

Paula: La verdad es que yo entré un poco sin saber. Aunque los primeros días me costaba, ahora me gusta lo que hago y estoy muy contenta.

P.- ¿Os veis trabajando en el sector en un futuro?

N.- Yo sí me veo trabajando, aunque como estoy pensando en hacer un Grado superior, no sería tanto trabajar en la obra, sino en una oficina con todo el tema de planos, aunque también me gustaría hacer trabajos manuales.

I.- Yo estoy sobre todo interesada en trabajar en lo que estamos viendo en las prácticas del curso, en la obra directamente.

E.- A mí también me gustaría trabajar en la obra. Lo que más me gusta son las pequeñas reformas, rehabilitaciones...

P.- El año que viene ya tenéis prácticas laborales, ¿habéis pensado en ellas…?

N.- He pensado en ellas pero, como falta mucho, primero vamos a ver si sacamos este curso. Vamos a aprender todo lo posible para ayudar a las empresas que nos acojan, no ser un obstáculo para ellas.

P.- ¿Qué le diríais a una chica joven que se está planteando meterse en la construcción o a hacer una FP relacionada con el sector?

N.- Yo le diría que se apuntara, que no hay que tener miedo. Este es un ciclo más, igual que otro, y la gente te trata muy bien. Aquí van a disfrutar y a aprender mucho.

P.- Que si les gusta, que se apunten, que no tengan miedo. Si les gusta, hay que ir adelante, a por todas.

I.- Si es algo que les gusta, que se animen a hacerlo, no hay ningún problema en el trato ni nada. A ver si conseguimos que siga habiendo mujeres en estos trabajos.

E.- Que se animen: este es un ciclo que lo disfrutas. Porque si haces algo que te gusta, lo vas a hacer con más entusiasmo. Aquí, por ejemplo, cada día hacemos cosas diferentes.

 

* A través de estas entrevistas, la Fundación Laboral está intentando dar más visibilidad a las mujeres del sector de la construcción. Si eres una de ellas y quieres dar a conocer tu experiencia en el sector, ¡ESCRÍBENOS! a prensa@fundacionlaboral.org. ¡Estamos deseando conocerte y dar a conocer tu historia en el sector!

Suscríbete gratis a nuestros boletines de noticias.

=

CLÁUSULA DE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN LABORAL DE LA CONSTRUCCIÓN.
  • Finalidad del tratamiento: mantener al usuario informado sobre la actualidad de la FUNDACIÓN LABORAL DE LA CONSTRUCCIÓN y del sector de la construcción.
  • Legitimación: consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: Sus datos no van a ser cedidos a terceros, salvo que exista una obligación legal. Sólo podrán ser tratados por colaboradores de la FUNDACIÓN LABORAL DE LA CONSTRUCCIÓN para la gestión de sus sitios web.
  • Derechos de los usuarios: ejercicio gratuito de derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de los datos tal y como se describe en la información adicional. Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en el siguiente enlace.

He leído y acepto la cláusula de protección de datos del Boletín

Para no volver a recibir el boletín puedes darte de baja AQUÍ